/ ARTÍCULOS

¿Por qué es Fortnite Battle Royale el juego más popular del año?

Fortnite Battle Royale no es sólo el gran juego del 2019; es un nuevo fenómeno cultural. Desde adolescentes a universitarios, hasta livestreams de Youtube con millones de visitas, se ha convertido en la obsesión de millones de fans. El sector de los videojuegos no había experimentado algo similar desde la creación de Minecraft.

¿Qué elemento de Fortnite Battle Royale es el que lo ha conducido al éxito? ¿Y qué deberían aprender otros desarrolladores de videojuegos de él? Nuestro equipo de Monitores Gaming analiza las 5 razones por las que Fortnite Battle Royale reina muy por encima de sus competidores.

Experiencias rememorables

Obviamente, el juego consiste en divertirse. ¿Pero qué hace que lo disfrutemos? Principalmente, Battle Royale fue diseñado para ser un papel en blanco donde vivir trepidantes aventuras personales. Una vez dentro del juego, es fácil sumergirse en la historia de tu avatar.

Cada vez que ese autobús vuela sobre la isla, un centenar de narrativas se despliegan. Algunas son tan inolvidables como «Abrí la puerta de una casa y alguien me destrozó con una escopeta». Otras tienen más matices. Cuando conseguí mi primera victoria, no pude parar de contárselo a toda mi familia. También ayuda que el juego pueda ser instantáneamente compartido. El crecimiento de los streams de Twitch es solo una parte de la historia. Al ser un juego de consola, favorece las reuniones gaming de sofá. Y es que ver a otro jugador es casi tan divertido como jugar por tu cuenta.

Los jugadores también pueden sentir una satisfacción por logros personales, incluso cuando no ganan. Para algunos, llegar al top cinco es más que un reto. A otros les sobra con encontrar un rifle francotirador y acabar con tantos enemigos como puedan, antes de ser encontrados y eliminados.

Diseño inteligente

Cada eliminación es un logro en sí mismo, proporcionando un satisfactorio botín de parte del enemigo. La gran variedad de armas y gadgets invitan a la experimentación y la especialiazción. Muchos de nosotros somos igual de felices al encontrar un arbusto móvil como al conseguir un francotirador de alto poder (aunque encontrar ambos sería lo ideal).

Existen otros elementos que hacen que Battle Royale sea una gran experiencia social. El mundo es visualmente entrañable, mucho más que el resto de ambientes que rodean la mayoría de los shooters multijugador.

El mapa es un ruleta rusa de entornos, desde ciudades cerradas hasta colinas abiertas. Todos tenemos nuestros lugares favoritos.

Hay además una conveniente escasez de seriedad en el mundo, como la completa inexistencia de gore o incluso cadáveres, lo que lo hace apto para todos los públicos.

Fácil y gratis

Los desarrolladores de Epic Games han hecho el robusto trabajo de crear un juego estable con interfaces simples, algo que los principiantes agradecen.

Mientras que PUBG fue originalmente un gran hit en el público de PC, ha acabado migrando al mundo de las consolas con un precio de 30€. Fortnite Battle Royale es gratis.

Por otro lado, Fortnite está en PC, PlayStation 4, Xbox One y dispositivos móviles. Esto le permite tener una gran aceptación cultural y llegar a un público mucho más grande que el original.

Pero volvamos al juego en sí, y los elementos de su diseño que lo hacen tan atractivo y adictivo.

Elegancia y profundidad

Al contrario que la mayoría de los juegos online, Fortnite ofrece a los jugadores la posibilidad de utilizar una gran variedad de skills, donde la mayoría son opcionales. En esencia, es un shooter. Pero eso no quita el hecho de que la mayoría de la gente, la mayor parte del tiempo, no esté disparando a nadie.

Las mecánicas de construcción son fáciles de entender, pero necesitan de horas de práctica para dominarlas. Es lo que separa a los grandes jugadores de los casuales, sin hacer el juego imposible para los que no se molestan en construir.

Conexión social

Epic mantiene Fortnite Battle Royale actualizado con interesantes eventos temporales y nuevos modos. La personalización y el progreso, más que el propio juego, es la fuente de monetización.

No dudo que haya jugadores que sean tóxicos, pero más allá de pequeñas travesuras (como la famosa “loser dance”), hay poca evidencia de jugadores comportándose de manera inadecuada. Esto es un aspecto importante que la mayoría del resto de juegos online no ha logrado alcanzar.

Se ha hecho un gran esfuerzo en encontrar nuevas formas de interaccionar a través de este mundo. Ofrece tanto la conveniente visión moderna de pick-up-and-play, como la profundidad competitiva que motiva a jugadores de todas las edades a seguir con la racha de victorias.

Algunos dicen que este juego no es nada más que una copia oportunista del PUBG, algo que ocurrió en el lugar adecuado en el momento preciso. Creo que este argumento ignora mucha de las únicas cualidades de Battle Royale, así como nuevas adiciones y ajustes que vemos cada temporada.

Epic cogió los mejores bits de PUBG y rápidamente desarrolló un juego que engancharía a los jugadores casuales, mucho de los cuales no solían jugar en combates online - o nunca habían escuchado hablar del PUBG. En sí mismo, eso ya es un gran éxito.