/ ARTÍCULOS

Cómo limpiar correctamente una pantalla de monitor o televisión

En cualquier pantalla, tanto si intentas eliminar el polvo de tu monitor, la marcas de huellas de tu nueva televisión HD, limpiar la suciedad o eliminar la grasa; se requiere de las herramientas de limpieza adecuadas, así como de un uso adecuado.

limpiar

¿Por qué debería preocuparme?

Limpiar incorrectamente la pantalla, sea de monitor o de televisión, es un gran riesgo que puede acabar estropeándola. Los monitores y televisiones modernas HDTV son más brillantes, nítidas y caras que nunca; pero además, son más delicadas. Crear una imagen tan detallada en un formato tan delgado lleva un proceso largo de mágica fabricación, y una limpieza con un bote de Wintex y un trapo de la cocina es una forma segura de acortar la vida de tu pantalla, así como de arruinar la imagen.

Es fácil limpiar correctamente la pantalla, al igual que manternela a salvo de golpes y caídas.

Errores a evitar

errores-limpieza

  • Nunca aplicar un producto directamente sobre la pantalla. Las pantallas planas están fabricadas capa sobre capa con materiales diversos, que pueden llegar a ser muy finos. Cuando el líquido toca la superficie de la pantalla, éste puede filtrarse fácilmente, por acción capilar, hacia las capas internas; de la misma manera que el agua se mueve a través de la ropa cuando la toca (la foto anterior es un ejemplo).

  • Nunca utilizar alcohol ni productos a base de amoniaco para limpiar tu pantalla. Entendemos por qué mucha gente utiliza limpiadores de ventana en su monitor, pues muchas pantallas de gama alta y HDTV tienen una fuerte capa de cristal. El problema, sin embargo, es que tanto los productos a base de amoniaco (por ejemplo, limpiadores de ventana como Wintex) como los productos a base de alcohol (algunos vendidos en tiendas de electrónica) pueden eliminar la capa anti-reflectiva que cubre la pantalla, enturbiándola, o dañando de otro modo la pantalla. Además, la pantalla sigue estádo recubierta con capas de materiales no tan resistentes ni químicamente inmunes como el cristal. No te arriesgues a usar el alcohol ni productos a base de amoniaco.

  • Nunca usar papel de cocina o trapos estándar. El papel de cocina no está diseñado para limpiar superficies delicadas; su superficie, a nivel microscópico, es abrasiva y puede estropear la calidad de color en algunas áreas de tu monitor. En la misma liga que el papel de cocina se encuentran los trapos de la casa. Cualquier partícula de material abrasivo en el trapo causará estragos en tu pantalla. Para cuando hayamos pasado una o dos veces el trapo, ya habremos dejado un arañazo en la pantalla.

Si puedes seguir firmemente estas tres últimas reglas, evitarás casi cualquier problema que la limpieza pueda causar.

Cómo limpiar de forma segura tu pantalla

limpiar-forma-segura

Antes de empezar, merece la pena decir que el mejor modo de limpiarla es evitar tener que limpiarla. Esto significa enseñar a la familia (especialmente niños) a no tocar la pantalla, por mucho que quieran señalar algo. Mientras menos limpieza se necesite, mejor. La grasa y varios tipos de manchas son más difícil de eliminar que las partículas de polvo. Dicho esto, incluso en la más limpia de las casas, un poco de limpieza debe darse de vez en cuando.

El paso más importante:

Hazte con una bayeta de microfibra- hay varios packs por menos de 10€ en Amazon.

bayetas-microfibra

Más info Comprar en Amazon


Las siguientes instrucciones deben ser seguidas en orden. Al acabar un paso, solo debes proceder al siguiente si sigue quedando suciedad. Si con un sólo paso basta, mejor que mejor.

1. Prepara la pantalla. Como mínimo apágala, pero idealmente debería estar desenchufada. Nunca limpies tu pantalla a no ser que esté fría al tacto. Limpiar pantallas calientes dificulta la tarea, e incluso puede ocasionar daños.

2. Pasa el povo. El primer paso siempre debería ser quitar tanto polvo, realmente sin tocarla. Para ello podemos utilizar un spray de aire comprimido (sostenido verticalmente y al menos a 30cm de distancia de la pantalla). Aunque mejor que esto (pues puede dañar la pantalla al dejar residuos), podemos usar una pera de succión, como las que utilizamos para limpiar una camara DSLR (también se conoce por pera limpiadora). Recuerda que mientras menos toques tu pantalla, mejor.

3. Pasa suavemente por la pantalla una bayeta de microfibra, seca y limpia. La microfibra es un milagro de la tecnología moderna; utililízala bien. Sin papel de cocina, sin trapos; solo la microfibra puede tocar tu pantalla. Para las partículas de polvo que no se quieren ir, una simple pasada con la bayeta de microfibra será suficiente.

Consejos: cuando limpies la pantalla, evita movimiento circulares. Límpiala lentamente y suavemente con un movimiento recto derecha-izquierda o arriba-abajo. Aunque la microfibra no debe ser un riesgo para la pantalla, al evitar pequeños movimientos circulares evitamos el riesgo de crear manchas descoloridas o marcas de espiral en la superficie de la pantalla. Una presión suave y un movimiento amplio es lo más seguro.

4. Pasa suavemente por la pantalla una bayeta de microfibra algo húmeda (con agua destilada). Aunque la microfibra suele ser más que suficiente para quitar el polvo y la grasa de por sí, si necesitas ayuda extra puedes humedecer ligeramente la bayeta en agua destilada (evita agua de grifo ya que puede dejar restos minerales en la pantalla). El agua destilada está disponible en casi cualquier supermercado y suele usarse para humificadores y planchas. La bayeta debería estar lo suficientemente húmeda para sentirse al tacto, pero no tanto como para que salga líquido al exprimirla. Recuerda: no quieres ni una sola gota de agua corriendo por tu pantalla ni filtrándose a su través.

5. Pasa suavemente por la pantalla tu bayeta de microfibra humedecida en una mezcla 50/50 de agua destilada con vinagre blanco. Para el 99% de las veces, una bayeta humeda será suficiente. Pero supongamos que tu hijo ha intentado alimentar a Big Bird con mantequilla de cacahuete a través de la televisión. Aquí es donde entra un producto de limpieza extra para acabar con la mugre. El alcohol y el amoniaco están fuera, pero una mezcla de 50% agua destilada y 50% vinagre blanco está permitido.

Últimas aclaraciones: tras humedecer ligeralmente la bayeta de microfibra, usa la misma presión suave y movimientos amplios que hemos descrito anteriormente. Ya limpia la pantalla, no hay necesidad de secarla con la bayeta (a no ser que se mojara demasiado).



Esto es todo: quitar el polvo, usar sólo bayetas de microfibra, y nunca utilizar productos de limpieza más allá de agua destilada o la mezcla 50/50 ya descrita anteriormente. De esta forma, evitarás dañar la pantalla con productos químicos, desgastarla y/o arañarla.